Icono del sitio Esquire

El mejor Manhattan es el que preparas tú (y así se hace)

El mejor Manhattan

FOTO: Instagram

¿Cuál es el mejor Manhattan? El que te prepares tú.

Este es un cóctel clásico que cualquier bebedor de whisky se tiene que saber de memoria.

El Manhattan exige respeto; un chorrito de centeno o bourbon, vermut dulce y amargos aromáticos. Es rico, con sabores fuertes a la vez más picantes y dulces.

Prepáralo con cuidado y disfrútalo lentamente, porque es una bebida que se gana después de un duro día de trabajo.

FOTO: Instagram

El mejor Manhattan es el tuyo

Existe cierto debate sobre el centeno versus el bourbon. El cóctel de cereza versus el toque de limón o ambos.

Puedes jugar con su whisky y vermut e incluso la proporción entre dos (dentro de lo razonable) hasta que surja la receta perfecta. 2 oz. de whisky por 1 onza de vermut dulce es el estándar, ir con 2.5 oz. de centeno puede hacer otro tipo de bebida.

Siéntete libre de cambiar algunos ingredientes y darle un toque único: hacer tu Manhattan es algo que solamente tú sabes.

FOTO: Instagram

La historia…

¿Por qué Manhattan?

Debido a que es uno de los mejores cócteles de los que se tiene registro, la nombraron como la mejor ciudad del mundo.

Los orígenes del cóctel de Manhattan se remontan comúnmente al Manhattan Club, en Manhattan, en la segunda mitad del siglo XIX, donde fue elaborado para una fiesta organizada por la madre de Winston Churchill.

No obstante, el historiador de bebidas David Wondrich, desmintió lo anterior; Lady Randolph Churchill estaba embarazada en Inglaterra en el momento de esta supuesta fiesta.

El Manhattan Club acumuló centeno muy viejo y sirvió un cóctel de Manhattan, aunque su receta era diferente en ese momento.

Durante la Prohibición, el cóctel tenía que ser servido con whisky canadiense, el único whisky que la gente podía conseguir.

A pesar de los años, Manhattan todavía se disfruta en Nueva York y en todas las otras grandes ciudades del mundo.

FOTO: Instagram

Ahora sí… ¿cómo preparalo?

  1. Revuelve bien el centeno, el vermut y el amargo (si quieres) con hielo picado
  2. Cuela en una copa de cóctel fría
  3. Decora con un toque de cereza

Sencillo y fácil de hacer; sin embargo, recuerda que este cóctel es mejor si lo haces tú. Sé creativo y disfruta de esta grandiosa bebida.

Sigue leyendo…

Esto es lo que debes hacer para reparar el gin & tonic perfecto (en casa) 

Los 12 tragos hechos con whisky y que los bartenders tienen entre sus favoritos

Salir de la versión móvil