Icono del sitio Esquire

Esto es lo que debes hacer para preparar el gin & tonic perfecto (en casa)

FOTO: Getty Images

¿Cómo se hace el gin & tonic perfecto? 

No importa qué tan profesional (o no) sea tu equipo de mixología en casa, ni la cantidad o variedad de ingredientes que tengas en la alacena, con los consejos de esta guía te convertirás en la persona favorita de tus invitados para preparar los gin & tonic en tus próximas reuniones.

FOTO: Getty Images

Esto es lo que necesitas para lograr el gin & tonic perfecto

Antes de siquiera abrir la botella, debes saber qué contiene tu ginebra.

De acuerdo con Michele Guzmán, mixólogo de Terraza Cha Cha Chá, siempre que queramos preparar un gin, es importante tener en cuenta las bases que tiene la ginebra que elegiste.

Es decir, qué botánicos y raíces la componen, ya que no todas las ginebras son iguales y por lo tanto no todas se recomiendan para combinar con cualquier ingrediente. 

“El error que cometemos a veces es que queremos mezclar todos las ginebras con frutos rojos o con cítricos, cuando algunas ginebras ya contienen esos sabores. Por ejemplo, una ginebra muy cítrica o con raíces, no es recomendable para mezclar con frutos rojos porque se hará una bebida más seca y más alcoholosa”, señala Michele. 

Quien además afirma que, aún así, todo depende del sabor que cada quien prefiera.

FOTO: Getty Images

En palabras del experto, “entre más fría una ginebra, mucho mejor sabe”.

¿Alguna duda? De acuerdo con Guzmán, el frío ayuda a que los botánicos que comprenden una ginebra evolucionen y reluzcan más junto con otros aromas que no serían tan perceptibles a temperatura ambiente.

Su recomendación, enfriar la ginebra en el refrigerador, no en el congelador.

En caso de que esto no sea posible, bastará con enfriar la copa girando unos hielos en ella antes de preparar la bebida.

Esto además permitirá que el vidrio abra sus poros y los sabores se impregnen mucho mejor.

Este pequeño detalle hará un gran cambio para que tu gin & tonic sea realmente especial.

Si bien, lo común es dar un pequeño labiado al cáliz de la copa con alguna cáscara cítrica, Michele Guzmán tiene un secreto para sorprender aún más a tus sentidos: perfumar el tallo de las copas.

“Con la cáscara, da pequeños golpes al tallo para que los dedos del comensal también se perfume y quede el recuerdo del sabor en sus manos. Así, cada vez que lleven las manos a la nariz o boca, tendrán un recuerdo de su trago y de ese momento especial.”

FOTO: Getty Images

Tus ingredientes, tu gin

No necesitas tener el especiero más abundante para darle un giro a tu trago.

Si no tienes cardamomo en casa y ya estás cansado de siempre mezclar tu gin con pepino o frutos rojos, prueba hacerlo con frutas de temporada como mandarina o ciruela, incluso con especias más comunes en nuestras alacenas como pimienta negra o nuez moscada que aportan sabores sutiles que pueden hacer una gran diferencia.

Finalmente, para evitar que la burbuja del agua tónica se rompa al momento de servirla, utiliza un cuchillo o algún utensilio largo para que éste dirija la caída del agua tónica como una resbaladilla y no caiga directamente de la botella a la copa.

Así mantendrás la frescura y burbujeo del agua tónica durante más tiempo.

FOTO: Getty Images

Rompe las reglas

Lo bonito del ginebra es que puede ser muy versátil, tiene gustos para todos.

Por ejemplo, aunque muchos cocteles se preparan con jarabes, en el caso del gin & tonic no recomendamos usar jarabe para permitir que los sabores salgan a notarse y no se modifiquen con el jarabe.

Las notas dulces puedes encontrarlos con alguna fruta o alguna hoja fresca.

FOTO: Getty Images

Aprovecha los ingredientes de cada temporada

En otoño, puedes aprovechar ingredientes únicos de la temporada para reinventar tu bebida y sorprender al paladar.

Aprovecha la temporada y utiliza mandarina en lugar de toronja, flor de cempasúchil (como infusión en la ginebra), caña de azúcar (utilizado como endulzante natural, menos dulce que el jarabe o el azúcar), ciruela (aporta una nota dulce acompañada de una nota de acidez perfecta para combinar con ginebra).

FOTO: Getty Images

Frío, frío, frío

Infusionado, no agitado

Shakear” una bebida es para hacer de la mezcla de ingredientes, una sola. Batimos.

En el caso del gin & tonic perfecto lo que buscamos es hacer infusiones (siempre en frío) que no requieren agitarlas.

De hacerlo, por ejemplo con limón, puede hacer la bebida demasiado seca.

En el caso del gin & tonic, sólo buscamos que infusionen los ingredientes para que la ginebra por sí sola evolucione y exploten sus sabores.

FOTO: Getty Images

Entonces, el gin & tonic perfecto…

Siempre debemos tener la copa fría, con hielo, para que el vidrio abra un poco sus poros y los aceites y esencias impregnen mejor su sabor.

  1. Enfriamos la copa
  2. Cáscaras para perfumar la copa
  3. Es importante perfumar también los tallos de la copa, porque es de donde lo agarras. Con la cáscara, da pequeños golpes al tallo para que tus dedos también se perfumen y quede el recuerdo contigo. Así, cada vez que lleves las manos a la nariz o a la boca, va a ocasionar que recuerdes tu trago y ese momento especial.

Por: María González

Sigue leyendo…

Los 12 tragos hechos con whisky y que los bartenders tienen entre sus favoritos 

6 razones por las que el vodka es bastante bueno para tu salud

Salir de la versión móvil